jueves, 8 de mayo de 2008


Por el pueblo se pueden ver numerosas entradas cerradas con piedra y cemento que seguro que harían las delicias de más de un fotógrafo artístico.