viernes, 21 de marzo de 2008


A veces el camino tiene sus dificultades y hay que cruzar por zonas resbaladizas.